El Trail running es un deporte en el que la técnica, a veces, es mucho más importante que la velocidad o la fuerza. Las carreras en la montaña suponen un esfuerzo extra y es importante estar preparado para disfrutar del camino.

Los entrenamientos como Trail runner no son fáciles. Es muy importante aprender a trabajar la fuerza y velocidad, pero también la confianza como corredor o los reflejos son imprescindibles y hay que saber entrenarlos para mejorar cada día. En Albir Sport somos especialistas en Trail running y, por eso, queremos darte cinco consejos para mejorar tu técnica.

Consejos para mejorar la técnica de Trail running

Las cuestas y los descensos en montaña son los aspectos más difíciles a la hora de enfrentarse a una carrera en montaña. Por eso, tan importante es contar una buena equipación de montaña como realizar un buen entrenamiento que te ayude a progresar como corredor. ¡Toma nota de nuestros consejos!

1. El apoyo del pie

La pisada es parte fundamental de cualquier entrenamiento para runners, pero especialmente para el Trail running. A la hora de enfrentarse a un descenso en montaña, es imprescindible que practiques el apoyo con la parte delantera del pie y no desde el talón. Si lo haces de esta forma, el peso se reparte mejor en toda la pierna y evitarás sobrecargar el cuádriceps. ¡Adiós dolor!

2. Aprende a visualizar y concéntrate

Una de las mejores formas de ganar confianza es, por supuesto, entrenar en la propia montaña. Para mejorar tu concentración, empieza a realizar series de descenso y concéntrate en la mirada. En cada serie, intenta fijarte en los obstáculos más allá de tus pies, cada vez con más metros de distancia. Este entrenamiento te ayudará a estar mucho más concentrado y seguro de ti mismo durante los tramos complicados.

3. Mantén el equilibrio

Los brazos en el Trail Running juegan un papel muy importante para ganar en estabilidad, por eso, puedes utilizar varias técnicas durante tu entrenamiento. Realiza varios tramos y juega con la posición de los brazos: el primer tramo con el brazo izquierdo pegado al cuerpo; otro con una mano apoyada en la cadera; el siguiente con los brazos a modo de alas, etc. No te canses de probar y entrenar la posición de tus brazos, hasta que des con la tecla adecuada para tu equilibrio.

4. Las zancadas

Según en qué tramo de la montaña te encuentres, tu zancada tendrá que ser diferente. En Albir Sport sabemos que las bajadas son, quizá, el tramo más complicado para un Trail runner, por ello nuestro consejo es que, a la hora de descender, las zancadas sean cortas y rápidas, para que tu pisada sea lo más breve posible y tengas más tiempo de evitar obstáculos. 

5. Fuerza en la subida

A veces, muchos corredores se concentran tanto en su técnica de descenso que olvidan que las cuestas empinadas son parte fundamental de la carrera. Una buena técnica para mejorar y ganar en fuerza es, simplemente, andar en las cuestas más empinadas y, poco a poco, ir aumentando el ritmo. Para empezar, caminar sobre cuestas te ayudará a mejorar la fuerza de tus piernas y evitará el bloqueo durante una carrera.

Sin duda, el Trail running no es un deporte sencillo, pero un buen entrenamiento y la equipación adecuada es fundamental para disfrutar de los paisajes únicos que nos ofrece correr en la montaña. 

En Albir Sport sabemos todo lo que necesitas para practicar Trail Running. ¡Nos vemos, corredores! 🙂