Tanto si acabas de adentrarte en el apasionante mundo del running o si eres un apasionado de este deporte desde hace tiempo, es preciso contar con el atuendo y las zapatillas para correr adecuadas.

Ya seas un corredor novel o un experto en maratones, es indispensable documentarse para determinar qué zapatillas de running comprar y elegir las mejores.

Desde Grupo ZZ queremos darte algunos consejos para que la práctica de esta actividad sea la más óptima posible.

 

Aspectos que nos ayudan a elegir zapatillas de running

Es importante elegir unas zapatillas basándose en lo que necesitamos, pues nuestra salud va a depender de ello. El running, aunque parezca lo contrario, es un deporte muy lesivo, y para evitar esas lesiones debemos comer correctamente, hacer un entrenamiento progresivo y ajustado a nuestras capacidades y, como no, llevar un material apropiado, especialmente las zapatillas, que es la prenda más importante para un corredor. Estos son algunos de los consejos que debes seguir antes de realizar tu compra:

  1. Qué uso esperas darle. ¿La quieres para correr sobre asfalto, entrenar en una pista de atletismo o correr por caminos de tierra? Cada una de estas superficies requiere de un tipo de zapatilla diferente. También deberás plantearte si buscas unas zapatillas de competición o unas de entrenamiento.
  2. Conoce tu tipo de pronación. La pronación es el movimiento de rotación del pie cuando caminamos o corremos. Es importante que conozcas tu tipo de pronación antes de elegir tu zapatilla. Existen zapatillas en el mercado para todos los corredores, independientemente de su tipo de pronación. Para conocer tu movimiento de rotación del pie bastará con acudir a un experto y someter tu pisada a un análisis. Son muchas las tiendas que ofrecen este servicio.
  3. Mide la longitud de tu zapatilla.  Cuando corres muchos kilómetros, tu pie sufre una dilatación natural y tu zapatilla se adapta para acomodarlo. Recuerda escoger siempre una zapatilla que sea capaz de ajustarse a la nueva forma de tus pies y ten en cuenta que cuantos más kilómetros corras, más espaciosa deberá ser tu zapatilla.
  4. Mide el ancho de tu zapatilla. Es igual de importante que su longitud. Algunas personas tienen un pie más ancho o más estrecho de lo “normal”.
  5. El peso importa. Cuando hablamos de peso nos referimos a dos cosas:

– El peso del corredor: Si eres una persona corpulenta necesitarás una zapatilla con más amortiguación.

– El peso de la zapatilla: A menor peso, mayor comodidad durante tus carreras, porque esto te aporta agilidad a la hora de correr.

  1. Elige tus calcetines. Prueba tus nuevas zapatillas con el pie dilatado después de salir a correr y, más tarde, con calcetines de running. Existe una amplia gama de calcetines de running que permiten mejorar la comodidad y la sujeción del pie en el interior de la zapatilla. Estos calcetines disminuyen la aparición de ampollas, rozaduras o heridas en el pie, por eso los materiales han de ser sintéticos, ya que éstos, absorben la humedad y favorecen la práctica de esta actividad.

Con estos datos ya tendrás una gran parte del trabajo hecho a la hora de elegir unas nuevas zapatillas de running. Conociendo lo que necesitas, y haciendo una pequeña investigación, ya podrás reducir la búsqueda de zapatillas muchísimo, hasta cuatro o cinco modelos. Y con esta idea, tomar la decisión final más adecuada y… ¡A correr!

NIke Free RN 2017