Tanto si eres un nadador profesional como aficionado es importante que determines una rutina de entrenamiento para realizar este deporte. Es una actividad que se suele practicar durante todo el año. Sin embargo no debes olvidar que es un deporte que necesita de un entrenamiento previo, para evitar lesiones posteriores.

Hoy desde Grupo ZZ queremos darte algunas pautas para que puedas realizar tu rutina diaria de entrenamiento y puedas practicar tu deporte favorito sin problemas.

La natación es una actividad considerada como una disciplina completa y con poco riesgo de lesión, por eso si estás buscando una nueva actividad te recomendamos que comiences por la natación.

¿Qué equipación necesito?

Antes de comenzar con tu rutina de entrenamiento, no te olvides de la equipación de natación. Y qué mejor manera que con la equipación de Albir Sport. Toma nota de los cuatro básicos de nado:

Hazte con unas chanclas: ​Son indispensables para evitar hongos y otras patologías que se producen al entrar en contacto con superficies húmedas. También evitarás cualquier resbalón, pero para ello es aconsejable que las suelas de las chanclas sean de goma y tengan dibujo.

chanclas adidas pala retro

Chancla Cloudfoam Adilette:  Esta chancla para hombre combina el clásico estilo de las 3 bandas con una suela de una sola pieza que incorpora la tecnología cloudfoam para ofrecerte una pisada más cómoda. Luce el logotipo de adidas en un lateral.

Elige el bañador: ​Para los hombres aconsejamos que evites las bermudas y los trajes holgados, pues pueden dificultar los movimientos y aumentan la resistencia. En el caso de las mujeres, evita bikinis o bañadores con escote bajo y espalda abierta. Son mucho más cómodos lo bañadores de un solo cuerpo con los tirantes cruzados en la parte de atrás para facilitar que el bañador quede bien fijado al cuerpo.

bañador arena

Arena Landmark: Con este bañador hidrodinámico para hombre te reconocerán fácilmente desde lejos. Diseñado para entrenamiento y sesiones de natación frecuentes.

Unas gafas: ​Este complemento es necesario para la natación. Has de tener en cuenta el material de las gafas. Tienes la opción de gafas de policarbonato. Son muy ligeras pero por su estructura rígida hace que al principio sea difícil adaptarse a ellas. Por eso, también tienes otra opción: las gafas de silicona, muy flexibles, incluso existen modelos que cuentan con lentes del mismo material que evita roturas y que se puedan rayar. ¡No te olvides de tus gafas de natación, protege tus ojos frente a elementos agresivos como el cloro de la piscina o la sal del mar!

Gafas Speedo Speedsocket: Las gafas de competición de Speedo han sido diseñadas concretamente para los mejores atletas del mundo y para nadadores competitivos.

El gorro: ​Los gorros de piscina pueden darte sensación de calor e incluso de agobio. Por eso es importante que elijas el material adecuado y el más cómodo para practicar este deporte. Los gorros de tela suelen ser cómodos. Sin embargo, los de silicona se adaptan mejor al contorno de la cabeza.

Gorro silicona arenan: Este es el modelo utilizado en un entrenamiento regular. Disponible en una gran variedad de colores neutros y brillantes

¿Qué entrenamiento necesito?

Los entrenamientos de intervalos utilizan una combinación de actividad de alta intensidad seguida por una actividad de baja intensidad. De esta manera con este entrenamiento conseguirás aumentar tu potencia.

Es hora de tomar nota de estas técnicas:

Calentamiento:Es el momento de preparar tus músculos y articulaciones. Comienza cada sesión de natación con un calentamiento. Para calentar inicia con doce vueltas de nado libre seguidas por ocho vueltas de patada utilizando una tabla de natación para sostener tu cuerpo superior.

Intervalos de brazada: Con el entrenamiento de intervalos realizarás ejercicio a nivel anaeróbico (agotamiento de oxígeno) para posteriormente cambiar a una fase de recuperación. La mejor manera de hacer este entrenamiento es controlar el tiempo de nado. Conseguirás medir tu esfuerzo máximo y establecer tus intervalos con él. Haz unas series de ocho por cien de nado libre. Es decir, debes realizar cuatro vueltas (cada una de ellas es de 25 metros) y repetirlo hasta en ocho ocasiones. Puedes hacer el mismo entrenamiento pero en otro estilo, si lo prefieres.

Intervalo de repeticiones :En este tipo de entrenamiento de intervalos realizas un entrenamiento fuerte seguido por uno suave. Puedes incorporar repeticiones en un trabajo de intervalos simplemente con alta densidad seguida por un concepto de recuperación a tus repeticiones. Para un intervalo de fuerza puedes utilizar unas paletas o una boya para tu entrenamiento y haz unas series de cuatro por cinco.

Enfriar: Es muy importante que enfríes después de entrenar, especialmente tras un ejercicio tan intenso como es el entrenamiento de intervalos. Enfría haciendo cuatro vueltas de estilo libre sencillo. Tus músculos requieren de relajación y estiramientos después del duro trabajo que has hecho.

Con estas recomendaciones estarás listo para cualquier tiempo de natación. Ven a visitarnos a nuestra tienda Albir Sport y equípate con los mejores kits de natación. ¡Te esperamos!