Llega el buen tiempo y a los deportistas nos apetece salir a ejercitarnos al aire libre. Los duros meses de entrenamientos bajo techo en gimnasios o instalaciones cubiertas ya pasaron y ahora queremos sentir la libertad de no estar encerrados entre cuatro paredes. Os recordamos que para prevenir enfermedades coronarias – enfermedades relacionadas con las arterias coronarias que son las que suministran sangre rica en oxígeno al corazón – es fundamental hacer algo de ejercicio físico. Siempre de forma controlada y sin forzar demasiado la máquina.

Ya sabemos que hacer ejercicio de manera moderada es muy beneficioso para la salud, pero ¿existe alguna diferencia entre hacer deporte indoor o al aire libre?

Beneficios de hacer deporte al aire libre

Según un estudio de la Universidad de Essex (Reino Unido) durante los primeros cinco minutos de ejercicio al aire libre, sea cual sea la actividad, es cuando se produce el mayor aumento de autoestima y mejora del ánimo. A los beneficios reconocidos de hacer ejercicio físico se suma el impacto psicológico positivo que tiene hacer ejercicio físico en espacios rodeado de naturaleza y aire limpio. Sentir correr el aire o el calor de los rayos del sol favorecen a nuestra salud mental. Ya lo decían los romanos: Mens sana in corpore sano (mente sana en cuerpo sano).

También recordaros que el sol es una fantástica fuente de vitamina D. Nuevamente pedimos moderación y protección en este caso. Más abajo hablaremos un poco más sobre hacer deporte al sol.

Por otro lado, según un estudio de la Universidad Peninsula de Medicina y Odontología (Plymouth, Reino Unido) el deporte al aire libre está directamente relacionado con una mayor sensación de energía y actitud positiva, a la vez que disminuye la tensión arterial, la confusión, la ira y la depresión.

Otra enorme ventaja de hacer deporte al aire libre es la mayor capacidad de hacer deporte en grupo que nos ayuda a socializarnos y a relacionarnos con otras personas proporcionándonos un placer extra. Asimismo, se ha comprobado que el nivel de endorfinas (las llamadas hormonas de la felicidad) que se genera haciendo deporte al aire libre es mayor que en un espacio cerrado, y si además se hace en grupo el placer es incluso mayor.

En otro orden de cosas, es importante destacar que en cuanto a biomecánica correr en circuitos naturales es mucho mejor que hacerlo en una cinta ya que se ejercitan todos los músculos y tendones de las extremidades al haber cambios de dirección, de desnivel e incluso de ritmo. A nivel de propiocepción y coordinación de tobillo y rodilla y del fortalecimiento de todas las cadenas musculares también resulta muy positivo.

Asimismo, la práctica de deporte al aire libre implica un mayor gasto energético debido a cambios en el terreno o a factores como el viento, la lluvia, el frío o el calor.

Hacer deporte al sol

El sol no sólo es una fantástica fuente de vitamina D para nuestro cuerpo, también nos aporta otros beneficios. En este sentido, según estudios recientes se ha demostrado que la exposición a rayos ultravioleta de individuos sanos consigue una reducción mantenida de la presión arterial. Esto se traduce en una reducción de las probabilidades de mortalidad cardiovascular, ya sea por ictus o por infarto de miocardio.

Estamos viendo que hacer deporte al sol tiene grandes beneficios, pero siempre con precaución. Es muy importante aplicarse siempre protección solar, sea la época del año que sea. Toda aquella parte del cuerpo que quede expuesta al sol deberá de protegerse con crema solar. Por otro lado, por favor, sobre todo en verano, evitad las horas centrales del día para hacer deporte al aire libre, así evitaremos poder sufrir un golpe de calor. Mejor ejercitarse por la mañana o ya a última hora de la tarde.

Otros cuidados

Os recomendamos vestir ropa deportiva transpirable y adecuada para la práctica del tipo ejercicio que vayáis a hacer. Asimismo, es igualmente importante estar bien hidratado. En épocas frías también, ya que aunque no lo parezca también perdemos mucho líquido. Conviene beber agua antes, durante y después del ejercicio.

Ahora, todos a practicar deporte al aire libre