Muchos de vosotros optáis por salir a correr, montar en patines, salir a andar, ir al gimnasio… pero cada vez son más las personas que prefieren montar en bicicleta.

 

Pero, ¿Por qué cada vez son más las personas que se suman a pedalear? Las grandes distancias que puedes recorrer en poco tiempo y la cantidad de nuevos lugares que puedes descubrir pueden explicar porque cada vez más se suman a la ola de pedalear.

 

Montar en bici es un deporte apto para todo tipo de públicos, tanto como si eres de los que lo practican de forma profesional como si eres más de paseos en familia. Sin contar que es un medio de transporte sostenible.

 

Cuando leas todos los beneficios que aporta pedalear… no vas a dudar en sacar la bicicleta del trastero.

 

Los ciclistas tienen mucha energía

Los ciclistas suelen tener más energía que las personas que no lo son. En un estudio de 2008, los investigadores descubrieron que tras 6 semanas de bici a baja intensidad la sensación de fatiga disminuye y se incrementaron los niveles de energía. Además montar en bicicleta nos ayuda a combatir estados de ánimo negativos y montar en bicicleta nos hace más felices. Ya que el ejercicio físico permite oxigenar el cerebro y crear determinadas hormonas que ayudan a combatir estos estados negativos. 

 

 

 

Los ciclistas tonifican los músculos de las piernas

Las personas que pedalean fortalecen los músculos de las piernas. Los cuádriceps e isquiotibiales son los que más trabajan y por tanto, los que más se tonifican. Si eres de los que no tiene mucho tiempo y siempre está liado con mil cosas busca tu momento perfecto para practicar este deporte… yendo al trabajo, para ir al gym, para ir a comprar el pan… es cuestión de buscar un ratito al día para practicar este deporte.

 

Fortalece la espalda

Sí, aunque te pueda sorprender montar en bicicleta fortalece la espalda. Y es que aunque a simple vista no nos planteamos que esa postura pueda ser buena para la espalda. Sin embargo la inclinación que hacemos con nuestro cuerpo hasta el manillar favorece los músculos del área lumbar se tensen y se refuercen. Practicando este deporte podremos evitar problemas futuros como los dolores de espalda por el sedentarismo y la posibilidad de tener hernias.

 

Los ciclistas viven más tiempo

 

Ya sea por el ejercicio o por la filosofía de vida, pero según el estudio publicado por el International Journal of Sports Medicine los ciclistas del Your de Francia viven de media unos ocho años más. Sin embargo, otra investigación demuestra que no es el hecho de montar en bici lo que permite vivir más, sino la intensidad del ejercicio. Contribuye a alargar la vida de mujeres y hombres cuatro y cinco años, respectivamente.

 

 

Pedalear reduce el colesterol malo

 

Se estima que, con una hora de bicicleta, se queman unas 500 calorías, la mayor parte de ellas en forma de grasas. Los índices de colesterol mejoran. Reduce el colesterol ‘malo’ y aumenta el bueno gracias a la flexibilidad de los vasos sanguíneos aumenta. Además practicar este deporte tan beneficioso reduce el riesgo de infarto en un 50% porque, cuando lo haces el ritmo cardíaco máximo aumenta y la presión arterial disminuye.

 

¿Estás interesado en practicar este deporte por ti mismo?

 

Si después de leer este post te han entrado ganas de salir a las calles, empezar a pedalear y notar la brisa en tu cara antes deberías de saber estos consejos:

 

  • Invierte en una buena bicicleta: Cuando vayas a comprar una bici ten en cuenta para qué uso le vas a dar. Si eres más de montaña, si quieres algo muy profesional o si solo es para ir al trabajo. Ten en cuenta que el precio de una bicicleta puede rondar entre 350 -3000 euros. Cuanto más barata sea la bici, más pesada será su estructura y las ruedas en general. Quizás si eres de los que la necesitan para ir de paseo no es tan importante, pero sí lo es para aquellos que piensan hacer grandes travesías.

 

  • Invierte en algunas prendas específicas para ciclistas. Unos buenos guantes, un casco cómodo, maillots específicos harán que disfrutes al máximo de montar en bicicleta.

 

  • Nunca olvides tu casco y la protección necesaria. Tanto en carretera como en ciudad, el ciclista debe circular por la derecha de la calzada. Por la noche es fundamental y obligatorio utilizar elementos reflectantes y de iluminación, como una luz blanca frontal, una roja trasera, un chaleco homologado, etc.